BALCON CENTRAL

septiembre 3rd, 2017 | by La redacción
BALCON CENTRAL
Opinión
0

Delfino Hernández Jiménez.

CORAJE AÑEJO CON LA PRENSA; AHUED DE SAL Y DE DULCE

El negarse el gober Miguel Angel Yunes, a abrir la llave de los recursos a los medios de comunicación en Veracruz, muchos le han dado diferentes vueltas y dentro de ellas nos comentan esta conjetura posible:

Nadie ha ejercido más fuerza como secretario de gobierno, como la que tuvo el actual mandatario durante el sexenio de Patricio Chirinos, eso todo mundo lo sabe.

Al ahora ejecutivo estatal se le atribuye una serie de anécdotas en torno a Chirinos Calero, de quien principalmente le adjudicaban sus detractores que lo mantenía ebrio para tener el control del estado, lo primero no es fácil de probar dado que al entonces mandatario siempre olía a “Chicozapote”,  pero de que Yunes Linares, era el hombre fuerte de eso no hay duda.

También se afirma que Don Patricio fue acomodando sus piezas para heredarle la silla a su secretario de gobierno tanto así que lo mandó por segunda ocasión a dirigir el PRI estatal, donde muchos le apostaban que ganaría todas las presidencias municipales, simplemente era el todo poderoso secretario de gobierno y las circunstancias era muy diferentes a las actuales, así que ese era su boleto a la candidatura para gobernador.

Aún recuerdo que en esa elección de 1977, las apuestas daban dos a uno, sobre que se impondría el oriundo de Soledad de Doblado, mientras por debajo del agua se fraguaba el cobro de facturas evitando que llegara al poder.

Cuando Miguel Ángel Yunes Linares, arriba al comité estatal del PRI, llega con un aparato de seguridad impresionante y  de inmediato inicia una remodelación total del edificio de Ruiz Cortines y Francisco Moreno, para estar en condiciones de recibir al flamante funcionario, gusto que le duro solo unos meses, porque en su momento obtuvo la mayor derrota del Partido Revolucionario Institucional y no gano ni la mitad de los municipios.

A horas después de la elección y del fracaso, fue la última ocasión prácticamente que muchos  militantes del revolucionario vieron como priista al actual gobernador; seguido por unos cuantos  colaboradores, con el coraje a cuestas,  el peso de haber perdido más del 50 por ciento de las alcaldías y una prensa  acosadora y acusadora, Yunes Linares, salió por la puerta principal, el tipo bufaba de enojo y dejó el CDE del PRI, lógico los medios dieron cuenta en grande de los sucesos y del final de la aspiración en querer ser gobernador de Veracruz.

Ahí podría estar el principal coraje del gober  contra los medios veracruzanos. Ahora como ejecutivo ha gozado en repetir que no habrá un centavo para la prensa en Veracruz. Son muchos los que han bajado sus puertas y pese a la inseguridad, el principal problema ha sido el económico, porque el estado dejó de ser un cliente publicitario, al parecer que es más fuerte el enojo de hace años que todo lo que le ayudó de gratis los medios para estar en ese sitio privilegiado, mientras dicen que  varios nacionales están llenando la canasta…

 

AHUED EL  GRILLO O MERCENARIO DE LA POLÍTICA

Andar coqueteando en Morena y hacer declaraciones en contra del sistema que le dio para ampliar su poderío económico y que  ahora lo califica de abrasivo, le ha traído a Ricardo Ahued más opiniones en contra que a favor.

Para no mucho extenderse  con el Rey del Plástico en Xalapa, resulta que le tocó ser alcalde en el trienio 2005-2007, lógicamente palomeado por quien asumió la gubernatura el primero de diciembre del 2004, Fidel Herrera Beltrán.

La pregunta lógica, si Veracruz ya presentaba una deuda de 3 mil millones de pesos heredada por Miguel Alemán Velasco en un sistema “Abrasivo” e inicio al año del “Tío” Fide  ¿porque carajos no renunció a la presidencia municipal?, pero además no solo la concluyó, en el siguiente año, a finales del 2008 se  mete nuevamente  en la grilla y juega la diputación federal que ganó en el 2009 y se integró en una curul priista de la LXI legislatura en el Congreso de la Unión.

Lógico ya desde ahí Ahued realizaba su juego y cuando podía arrimaba el musculo, pero aún no le apretaba mucho el sistema “Abrasivo”  del PRI ni era muy “torturante” para él $ y dentro de esa “honestidad”  de ideas con la que se conduce vuelve a lograr la diputación local, nuevamente palomeado desde afuera por el “Tío” y por el ahora gobernador preso Javier Duarte de Ochoa y ya aquí viendo que era el último tren en el PRI decide en convertirse en critico de Duarte, donde podríamos decir que mordió la mano al que le dio de comer.

Hoy Ricardo Ahued, vislumbra otro panorama en la grilla, por un lado presiona haciendo presencia con Morena y por otro trata de hacer amarres en el altiplano con el sistema “abrasivo”, es por eso que insiste que no ha renunciado a su partido…Vaya forma de hacer política.

Es todo para información y quejas a…cordobaaldia@hotmail.com

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: