En México la justicia se aplica de manera selectiva y simulada: Mariana Moguel

noviembre 16th, 2021 | by La redacción
En México la justicia se aplica de manera  selectiva y simulada: Mariana Moguel
Estatal
0

• Algunos exservidores públicos gozan de privilegios y a otros se les castiga con los muros helados de la prisión, señala.
• La hija de Rosario “N”, sujeta a investigación por la Estafa Maestra, recorre el país con La Ruta por la Libertad y evidencia irregularidades en el proceso jurídico.

Irineo Pérez Melo.- Al señalar que “Rosarios hay ciento o miles en este país”, Mariana Moguel Robles, hija de Rosario “N”, exsecretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), sostiene que en México la justicia se aplica “de manera selectiva”, ya que algunos exservidores públicos gozan de “privilegios a otros se les castiga con los muros helados de la prisión”.
En un recorrido que realiza en el país, en donde denuncia la serie de irregularidades jurídicas cometidas en contra de su madre, al ser detenida en el 2019 y vinculada a proceso “por ejercicio indebido del servicio público” por la investigación de la “Estafa Maestra”.
Con la exposición titulada “La acción orquestada, los agravios contra Rosario “N”, denunció que mientras a ella se le sigue un proceso jurídico desde hace más de dos años, otros funcionarios de la administración de Peña Nieto, acusados de delitos mayores, no han pisado la cárcel.
Expone que si se siguen construyendo los caminos de la justicia selectiva y simulada, en donde vemos que hay algunos funcionarios que tienen ciertos privilegios y son acusados por muchísimos más graves y vemos que a otros se les castiga con los muros helados de una prisión, eso es justicia selectiva y justicia simulada.
Recordó que cuando la Fiscalía General de la República (FGR) solicitó la vinculación a proceso de Rosario “N”, ella se encontraba en Florencia, Italia, donde pasarían tres meses de vacaciones; aunque le pidió a su madre que no se presentara al citatorio, ella decidió regresar a México, en donde en una clara violación a sus derechos fundamentales se le encarceló y se le vinculó a proceso.
A Rosario “N”, dijo, no se le imputó ningún ilícito grave que involucrara peculado o desvío de recursos; solo se le procesó por el delito de omisión, es decir, uso indebido del servicio público, al no informar a su superior jerárquico (Enrique Peña) de alguna irregularidad.
“Mi mamá no esta acusada porque haya desviado recursos. Se mencionó por mucho tiempo la Estafa Maestra, pero en toda la carpeta de investigación no obra una sola palabra que haga referencia a esa investigación periodística (…) por lo que el delito que se le imputa no está contemplado y ni ameritaba siquiera pisar un día la prisión de Santa Marta Acatitla”, subrayó.
En ese tenor, refiere que las mujeres que hay, no solo en los centros penitenciarios, pues existen algunas que están recluidas sin tener una sentencia o por delitos menores, como es el caso de las jóvenes que robaron en algún establecimiento y en el juicio se les “achaca el pandillerismo para llevarlo a asociación delictuosa y por ende encarcelarlas”.
Por otro lado, mencionó que las fiscalías estatales parecieran ser todo, menos autónomas, y como prueba de su aseveración puso de ejemplo la del estado de Veracruz.
“Estuve al pendiente del informe de quien aquí gobierna y me duele enormemente ver que somos un segundo estado en feminicidios, el incremento en la inseguridad y eso también es hablar de justicia, porque el que las mujeres salgan con miedo a las calles es injusto”.
Hizo alusión que por dos años tres meses, ha recorrido 20 estados del país y más de 46 municipios con la “Ruta de la Libertad” donde se reúne con periodistas, comunicadores, barras de abogados, mujeres y hombres que la quieran escuchar.
“Porque hablar de Rosario es hablar de un tema que debería ser un tema que nos tiene que a todos importar; porque hoy soy yo, pero mañana puede ser cualquiera”, concluyó.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.