APUNTES…Alguien tiene que salir

noviembre 23rd, 2020 | by La redacción

Manuel Rosete Chávez

“Queremos que Erick convenza haciendo

bien lo que le corresponde, no chapeando”

Reynaldo

 

 

Ante el ridículo que hicieron con su pretendida Reforma Electoral que reducía el financiamiento a los partidos políticos al 50 por ciento; que creaba los consejos distritales eliminando los municipales para el próximo proceso electoral; que aumentaba un año el periodo de los alcaldes; pero sobre todo que eliminaba la posibilidad de que el Gobernador se sometiera, como lo hará el Presidente de México y todos los gobernadores, a un referéndum, alguien tiene que pagar los platos rotos porque según el dictamen de la SCJN el proyecto de reforma que presentaron está hecho con las patas, se violan principios elementales inscritos en la Constitución y se atenta contra los derechos democráticos de los veracruzanos.

¿Se va el Gobernador para evitar el ahora obligatorio referéndum al que tanto temió?

¿Se va el Secretario de Gobierno Eric Cisneros Burgos, por no saber cómo elaborar bien un proyecto de reforma, ni haber tenido la humildad de asesorarse de abogados conocedores de la materia, y ahora si tiene que ahuecar el ala porque ha demostrado, una vez más que no sirve más que para chapear?

Alguien tiene que pagar los platos rotos, no se trata de un asunto menor, se trata del futuro de todos ellos que, teniendo el poder en las manos no han sabido usarlo ni para mantenerse en el gobierno.

Ahí están las consecuencias de juntar ignorancia con arrogancia.

Para dar contexto a nuestras hipótesis tenemos que mencionar, o repetir lo que todo mundo sabe, que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró la inconstitucionalidad la Reforma Electoral que había aprobado el Congreso de Veracruz, mediante el cual, entre otras disposiciones, se aplicó el recorte de prerrogativas a partidos políticos con registro en el Estado. El pleno de la SCJN también declaró la invalidez del “blindaje” que pretendía hacer Morena a Cuitláhuac García contra la revocación de mandato, Ley que se publicó en la Gaceta Oficial en junio pasado, en la cual se establece que “no podrán ser objeto de consulta popular la permanencia o continuidad en el cargo de los servidores públicos de elección popular”.

En mayo el Congreso validó cambios a la constitución que recortaron las prerrogativas a los partidos, en donde intentaban desaparecer 209 consejos municipales, entre otras medidas que beneficiaban ampliamente a Morena de cara al proceso electoral local del 2021.

En la sesión de este lunes, el ministro Juan Luis González Alcántara Carrancá, señaló que el decreto 576, avalado por la mayoría de Morena y sus aliados en el Congreso local, es inconstitucional debido a que existieron violaciones al procedimiento legislativo y por falta de consulta indígena en temas que le competen. Ocho ministros de la SCJN votaron a favor de rechazar el mazacote legaloide que aquí se aprobó y se hizo ley, para dar un palo más a las pretensiones autoritarias de nuestro gobierno.

Tal como lo venimos diciendo, lo que hace falta en el gobierno son políticos pensantes, no de ocasión o corruptos del pasado que se hacen pasar por morenistas.

La otra alternativa que queda, para salvar el barco, es hacer una reestructuración del gabinete, correr al Secretario y cuando menos a otros cinco colaboradores más e incluir en el nuevo equipo a políticos como Ricardo Ahued o Rafael Hernández Villalpando, que cuentan con oficio político y experiencia, incapaces de cometer las pifias de estos que nos hacen quedar en ridículo a nivel nacional.

 

Lima Franco, de los contaditos

 

Cuando un funcionario público sabe hacer bien su trabajo en los resultados se refleja. Ellos no tienen que andar detrás del Gobernador para tratar de salir en la foto, no recurren a los trabajos pedestres para figurar en los medios, no buscan excusas tontas para justificar porqué invaden áreas de la administración pública que no les corresponden, su comportamiento es sencillo, con los ciudadanos sin excepción son atentos, se les habla y siempre están dispuestos a escuchar conscientes de que el pueblo no votó por ellos sino que el cargo se lo deben a otra persona que los invitó a ocuparlo… y no necesitan promoverse en los medios porque eso llega solo, en automático.

En gabinete del Gobernador Cuitláhuac García Jiménez, solo hay dos con ese perfil: el Secretario de Finanzas y Planeación, José Luis Lima Franco, y el Secretario de Educación, Zenyazen Escobar García. La escasez de gente capaz en torno al gobernante es lo que provoca que se hable de un fracaso de esta administración, y que por el bien del titular del poder Ejecutivo se esté deseando que haya cambios para ver si se endereza el rumbo, no por el bien del joven profesor universitario sino por el bien de todos los veracruzanos que padecemos en carne propia las consecuencias.

Y vean si no tenemos razón, en su edición de ayer del diario El Economista, en la columna de análisis que se firma la redacción se publican estos reconocimientos:

El viernes pasado, durante su comparecencia ante el Congreso estatal, José Luis Lima Franco, secretario de Finanzas y Planeación de Veracruz, destacó la reducción de la deuda de más de 3,000 millones de pesos, lo cual fue reconocido por Moody’s y Fitch Ratings, así como por el semáforo de alertas de la Secretaría de Hacienda que lo ubicó en color verde por primera vez”.

“Resaltó también la implementación, por segundo año, de la Ley de Austeridad y de una minuciosa contención del gasto por más de 2,285 millones de pesos, que trajo como resultado la ampliación de más de 900 millones de pesos a los servicios de salud”.

“Los legisladores reconocieron el manejo que Lima Franco ha hecho de las finanzas del estado, al otorgar más de 100 millones de pesos en créditos a personas que perdieron el empleo, y dar trabajo temporal a 9,500 personas”.

Tristemente este tipo de políticos no se dan en maceta, menos tan jóvenes. Pero ahí les dejamos una probadita de que escogiendo bien a los colaboradores, anteponiendo el interés de los gobernados, el proyecto político y el compromiso adquirido, a las amistades y la familia, se puede hacer un gran gobierno.

 

REFLEXIÓN

Tiene razón el presidente del CDE del PAN, Joaquín Rosendo Guzmán Avilés, con la reforma electoral de Veracruz promovida y aprobada en mayo del 2020, el partido Morena, quería que los partidos de oposición estuvieran “débiles” económicamente; buscaba proteger al gobernador del estado, Cuitláhuac García Jiménez para evitar una revocación de Mandato, porque se dieron cuenta en un año de administración que llevan, “lo ineptos que son para gobernar, y no volverán a ganar ni en el 2021, y ni en el 2024”. Escríbanos a mrossete@yahoo.com.mx | formatosiete@gmail.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.