APUNTES…Duarte le regaló a Kuri… ¡todo!

noviembre 29th, 2020 | by La redacción
APUNTES…Duarte le regaló a Kuri… ¡todo!
Opinión
0

Manuel Rosete Chávez

“Morena es un ejemplo de

podredumbre y corrupción”

Porfirio Muñoz Ledo

 

 

Fuimos testigos de la confesión que hizo, entre carcajadas y la boca llena de garnachas, un grupo de periodistas y cuatro funcionarios (sus cercanos) del gobernador Javier Duarte de Ochoa, durante un desayuno que se sirvió en la casa del maestro Carlos Brito Gómez, en la avenida Manuel Ávila Camacho en Xalapa. Venían elecciones para diputados federales y Javier presumía de su habilidad para los asuntos electorales.

Fidel Kuri Grajales, un próspero empresario y político orizabeño quien siempre había militado en el PRI, amenazaba con pasarse a las filas del Partido Acción Nacional (PAN), donde le habían ofrecido la candidatura que en el tricolor en un principio le regatearon, pero Javier Duarte habló personalmente con él y lo convenció de que se quedara en el PRI con la candidatura y un regalito muy especial, que él como gobernador le hacía por su buen comportamiento como priista leal: la franquicia del equipo de fútbol de la primera división Tiburones Rojos de Veracruz; el estadio Luis Pirata Fuente (en comodato sin pago de renta) y el Centro de Alto Rendimiento que se encuentra en la carretera a Paso de Ovejas.

Como dice el prestigiado periodista Luis Velázquez Rivera: hacha, calabaza y miel.

¡Jajajajajaja!, sonaban estruendosas las carcajadas de Duarte. “No que no se quedaba con nosotros en el PRI Fidel Kuri, lo trabé, con eso de que le encanta el fut y tiene un equipo que quiere ascender cuando le ofrecí lo de los tiburones se le desorbitaron los ojos y dijo sí de inmediato”, comentó Duarte al tiempo que se sobaba su voluminosa barriga envuelta con la clásica guayabera blanca de tamaño extra, extra, pero extra grande, que usaba por costumbre.

Al día siguiente trascendió la noticia a los medios en los que se confirmó: El gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, firmó un contrato de promesa de comodato y usufructo con la Promotora Deportiva del Valle de Orizaba, A. C., administradora del equipo de futbol Tiburones Rojos de Veracruz para favorecer a su propietario, el diputado federal Fidel Kuri Grajales.

Por medio de este convenio, el mandatario veracruzano otorga al legislador priista –de manera gratuita– el usufructo de todos los bienes del club: nombre del equipo, marca comercial, logotipo y el estadio Luis Pirata Fuente (ubicado en Boca del Río). Para completar el favor también le cede las instalaciones del Centro de Alto Rendimiento, que se localiza en el kilómetro 6.5 de la carretera Paso de Ovejas-Veracruz.

El contrato nunca fue autorizado por el Congreso del estado. Según la Comisión de Juventud y Deporte de dicha cámara, el convenio carece de un periodo específico de duración. Dicho de otra forma, Duarte pretende entregar a un particular –a perpetuidad– todos los bienes del equipo, patrimonio de los veracruzanos.

El documento en cuestión fue firmado el 13 de noviembre de 2013 por el mandatario veracruzano y el representante legal de la promotora, Fidel Kuri Mustieles –hijo del político y empresario, quien también lo signó en calidad de testigo.

Ahí se ve que la administración pública se pone al servicio de un particular: La tercera cláusula establece que el gobierno del estado destinará ocho meses, del 6 de junio de 2013 al 6 de enero de 2014, a realizar las gestiones administrativas y legales correspondientes a la solicitud y obtención de autorización de firma del convenio ante el Congreso local.

La cuarta cláusula del contrato indica que “el gobierno autoriza temporalmente el uso de las instalaciones referidas, así como el uso y disfrute de la marca comercial a la ‘promotora’ hasta en tanto se formalice el contrato de comodato y usufructo”.

El periodo concedido por Duarte concluyó formalmente en enero de 2014, pero hasta la fecha Kuri Grajales opera, administra y lucra con los bienes del estado, aunque el Congreso local no haya aprobado la solicitud. Ninguna autoridad ha evitado esta irregularidad.

 

Rescata la 4T nuestros bienes

 

Desconocemos las razones que tuvo Miguel Ángel Yunes Linares, siendo gobernador, para respetar ese leonino convenio, pero como Fidel y Miguel ángel hablan el mismo lenguaje, se supone que “negociaron” para que todo siguiera igual y Kuri Grajales siguió en posesión del equipo, el estado y el centro de alto rendimiento, como si fueran de su propiedad no del gobierno, o más bien de los veracruzanos.

Pero el escenario cambió con el nuevo gobierno, el de la 4T. La semana anterior el Secretario de Finanzas José Luis Lima Franco, informó a los medios la decisión que había tomado el Gobierno del Estado, de rescindir el comodato que la administración de Javier Duarte otorgó al dueño del Club Tiburones Rojos de Veracruz, Fidel Kuri Grajales, para el uso del estadio Luis “Pirata” Fuente, por lo que recuperó el inmueble a casi un año de la desafiliación del equipo de la Federación Mexicana de Fútbol.

Un actuario, acompañado de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública, se presentó la mañana del jueves a las afueras del inmueble, ubicado en el fraccionamiento Virginia de la ciudad de Boca del Río, para notificar de la rescisión del comodato a Kuri Grajales, sin embargo, éste no se encontraba presente, por lo que el funcionario judicial fue atendido por un colaborador del exdueño del club.

El actuario y el colaborador de Fidel Kuri se enfrentaron en dimes y diretes. El funcionario judicial tuvo que advertirle al colaborador de Kuri Grajales que no tenía por qué dirigirse a él con palabras ofensivas, ya que solo cumplía con su trabajo.

Luego de unos minutos, el representante de Fidel Kuri accedió a firmar la notificación, sin imaginarse que después se le pediría que permitiera el acceso al estadio, lo cual negó.

“Yo le tengo que informar a mi jefe”, dijo al actuario, quien le comentó que deberían sacar sus pertenencias. El oficial judicial informó al colaborador de Fidel Kuri que se contaba con un marro para tomar posesión del inmueble en el caso de que persistiera la negativa a permitirles el ingreso al inmueble.

El representante de Fidel Kuri puso llave a la puerta para evitar el acceso. Fue entonces que un elemento de la Secretaría de Seguridad Pública dio un marrazo en la puerta para ingresar al estadio de fútbol, lo cual permitió que el gobierno estatal recuperara el estadio, el cual rentaba Fidel Kuri al Club Deportivo Atlético Veracruz, de la Liga de Balompié Mexicano… Así se las gastaban los duartistas, como dueños de los inmuebles del estado. Cabe recordar que el comodato que se otorgó a Fidel Kuri establecía que podría gozar del estadio mientras el Club Tiburones Rojos de Veracruz permaneciera en la Federación Mexicana de Fútbol, pero por adeudos a jugadores e irregularidades el equipo fue desafiliado en el 2019.

 

Kuri Grajales promueve un amparo

 

Obviamente esto no termina ahí, el Juzgado tercero de Distrito en el estado, otorgó una suspensión provisional a Fidel Kuri Grajales, dueño de los Tiburones Rojos del Veracruz, que ordena la devolución de todos los bienes, entre ellos el estadio Luis “Pirata Fuentes”.

La medida cautelar que le otorgó el juez es única y exclusivamente para efecto de que las cosas se mantengan en el estado que actualmente guardan y no se realicen actos de ejecución en el procedimiento administrativo de origen, es decir, que Kuri Grajales no sea desposeído de los bienes que contempla el comodato, incluyendo el estadio y el Centro de Alto Rendimiento ubicado en Boca del Río, Veracruz, hasta en tanto se resuelva si se le otorga la suspensión definitiva, lo que sería una cachetada a los veracruzanos toda vez que, como lo narramos, Kuri fue objeto de un regalo que le hizo Javier Duarte con bienes que le pertenecen a los veracruzanos.

Pará qué surta efecto la suspensión, el impartidor de justicia indicó que el quejoso tendrá que pagar una garantía de 562 mil 500 pesos en los próximos cinco días a partir de la legal notificación. La juez Marisela Barahas Cruz, titular del juzgado tercero de distrito fijó el próximo 21 de diciembre para que se realice la audiencia incidental.

 

REFLEXIÓN

 

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante el acto por el Día de Acción de Gracias en la Casa Blanca, afirmó que la entrega de vacunas contra el coronavirus comenzaría la próxima semana (esta que hoy arranca). Hablando a tropas estadounidenses destacadas en el extranjero a través de un enlace de video para conmemorar el feriado del Día de Acción de Gracias, Trump afirmó que la vacuna se enviaría inicialmente a trabajadores de primera línea, personal médico y personas mayores. Pero como es mitómano igual que AMLO, se toma con reservas el anuncio. Escríbanos a mrossete@yahoo.com.mx | formatosiete@gmail.com

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.