APUNTES…El Tren Maya para Felipa

diciembre 8th, 2020 | by La redacción

Manuel Rosete Chávez

“Todos los negocios jugosos que se

hacen, llevan el visto bueno del presidente”

AMLO

 

 

El periodista Carlos Loret de Mola, quien se ha dedicado a dar seguimiento a los negocios de corrupción del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, el tiempo que AMLO lleva al frente del gobierno, en su última entrega incluye una investigación que presentaron en Latinus, de la que llamó la atención que la popular prima del presidente, doña Felipa Obrador, participó en contratos por 365 millones de pesos, otorgados por Pemex. Pero al final del reportaje se afirma lo siguiente: “Felipa Guadalupe Obrador Olán es administradora de la cooperativa Chay Tyoxja El Dorado, que opera los hoteles Winika Habitat y Winika Alterra, ubicados en dos privilegiadas zonas cercanas a las ruinas mayas de Palenque, en Chiapas”.

“El 19 de febrero de 2019, al arranque del sexenio, dos meses después del inicio oficial de las obras del Tren Maya, el Ayuntamiento de Palenque autorizó a la prima hermana del presidente la modificación de uso de suelo de ambos predios rústicos para que puedan habitarse y ofrecer en ellos servicios de hospedaje”.

“El asunto solamente así planteado ya es escandaloso. Conseguir un cambio de uso de suelo en una zona tan preciada (uno de los terrenos colinda con el Parque Nacional que alberga las ruinas mayas de Palenque) requiere de muchas influencias. Es claro que Felipa Obrador las tiene”.

“Pero la sospecha crece cuando uno revisa la extensión de terreno que ocupa cada hotel y su discreta oferta de habitaciones. Según sus páginas de internet, el hotel Winika Alterra está ubicado en un predio de 6 hectáreas y tiene solamente 5 habitaciones. El Winika Habitat tiene 32 hectáreas y sólo 8 habitaciones. Se define como “un desarrollo ecoturístico en medio de la selva chiapaneca”.

¿Tanta extensión de terreno para un puñado de cuartos? ¿No será que estos hoteles boutique sean solamente la pantalla para obtener un cambio de uso de suelo en una zona privilegiada y luego, cuando ya esté funcionando el Tren Maya, se vuelvan desarrollos enormes de gran plusvalía manejados por la prima del presidente?

A la “mafia del poder” la acusaron de hacer una obra faraónica con dinero de todos los mexicanos y quedarse con los terrenos aledaños para hacer negocios privados y enriquecerse. Esto se parece mucho… De plano no hubo cambio, esto está cada vez peor.

 

Hipólito el destructor

 

No estaría nada mal que el alcalde de Xalapa Hipólito Rodríguez Herrero, nos explicara qué madres están haciendo en Los Berros; ya levantaron con un trascabo las banquetas que rodean ese histórico parque, le fueron a aventar un montón de camionadas de piedra sobre los arriates, ya están tumbando árboles que aún tienen vida, y vemos cuadrillas de personas haciendo que hacen, pero no se le encuentra la cuadratura al círculo de lo que pretende la autoridad municipal con nuestro parque.

Hipólito no se ha caracterizado por ser un alcalde constructor de obras útiles, en su tercer informe que organizó con veinte invitados y la presencia del gobernador, solo comentó su obra cumbre: la ciclovía. “hemos pintado casi nueve kilómetros de la ciclovía que los xalapeños tanto están solicitando y con esta obra seremos recordados como el grupo de audaces funcionarios que lograron construir la ciclovía”, dijo muy orondo el profesor de Sociología de la UV, y el gobernador le reconoció afirmando que en Xalapa hay muchas obras que jamás las vamos a ver pero que ahí están…(?), apenas se juntaron.

El caso es que en materia de obra pública hay una máxima que dice: entre más obra, más sobras, y esa es la que nos aplica Don Hipólito. En Los Berros ya desmadraron todo y ahora lo van a volver a hacer (a su modo) y eso les dejará una buena lana, que de eso se trata, para Don Hipólito, administrar los recursos de la capital.

 

Un buen equipo de gobierno

 

Antes de iniciar su función, la aspiración de presidentes, gobernadores y alcaldes, con vocación de servicio, es integrar un equipo de colaboradores de excelencia, como el que tuvo el presidente Juárez, ejemplo de condición de estadista y gobernante ejemplar.

Autonombrarse juarista es muy fácil, nomás es decirlo y ya, el problema es cumplir con esa aspiración imitando el modelo por el bien de los gobernados.

Cuando don Fernando Gutiérrez Barrios llegó como candidato al gobierno, arribó rodeado de veracruzanos de excelencia en cada una de las funciones de la administración pública. Juarista como fue su pensamiento siempre, le preguntamos a Don Fernando cómo había hecho para encontrar a veracruzanos tan destacados con los que haría su gobierno, la respuesta fue sencilla: en cada una de las áreas hay veracruzanos brillantes, buenos médicos, excelentes abogados, administradores ejemplares, policías muy profesionales, comunicadores que saben hacer su trabajo muy bien y, en fin, es cosa de localizarlos, invitarlos y coordinarlos para no fallarle al pueblo.

Dante Delgado Rannauro fue su secretario de Gobierno; Pedro Coronel Pérez, su secretario de salud; Raúl Ojeda Mestre, su secretario de finanzas; Edgar Hernández Rodríguez, su director de Comunicación Social; Jorge Uscanga Escobar, su Procurador General de Justicia en el Estado; Guillermo Héctor Zúñiga Martínez, su secretario de Educación; Armando Méndez de la Luz, su Secretario de Desarrollo Económico; Víctor Mendoza Lambert, su director de RTV; Guillermo González Díaz, Subsecretario de Gobierno;  José Rodríguez Domínguez, su director general de los Servicio de Salud en Veracruz, y así todos ellos gente experimentada en cada uno de los campos de la ciencia y de la administración pública, con ganas de servir a sus paisanos, lo que demostraron en los resultados que dieron de su trabajo.

Lo anterior lo mencionamos porque hoy, en plena Cuarta Transformación, los encargados de hacer esa transformación son puros improvisados, muchos ni siquiera escolaridad tienen, otros a dos años de distancia aún no tienen idea qué deben hacer como responsables de un área, otros siguen entretenidos en echar a un empleado de base para meter en su lugar a un pariente, amigo, amiga o trans, en fin piensan que el poder es para usarlo en su beneficio personal y no se dan cuenta que es pasajero, que tiene por ley una fecha de caducidad y a veces se termina antes, por su ineptitud.

El tiempo transcurre muy rápido, tanto que apenas están entrando cuando ya se van. En fin, ojalá aprovecharan la oportunidad histórica que tienen para hacer algo bueno por sus paisanos para que cuando menos se acuerden bien de ellos no de sus jefas, que no tienen la culpa de que estos bárbaros hayan llegado donde están.

 

REFLEXIÓN

 

El problema de que alguien eche a andar un borrego es que el chisme cuente con los elementos suficientes para que sea creíble: Habrá cambio, habrá cambio, entra Ahued y se va el gober a PEMEX. Esto prende, provoca mucho entusiasmo, y si no tienes un apaga fuegos profesional que dé la cara para desmentir el fuego se propaga con mayor rapidez. Escríbanos a mrossete@yahoo.com.mx | formatosiete@ganil.com

 

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.