APUNTES…Qué debe hacer un Jefe de Prensa

febrero 18th, 2021 | by La redacción
APUNTES…Qué debe hacer un Jefe de Prensa
Opinión
0

Manuel Rosete Chávez

“En Guerrero me conocen

como El Toro sin Cerca”

Félix Salgado Macedonio

 

 

Al primero que conocí fue durante el gobierno de Rafael Murillo Vidal, me refiero a su Jefe de Prensa Cuauhtémoc Naranjo, cuyos antecedentes como comunicador ignoro, pero si me percaté que su trabajo era sencillo: atender a los periodistas de aquellos años, 1974. Don Cuauhtémoc, quien terminó abriendo en el puerto de Veracruz una modesta farmacia, en su trabajo al lado del gobernante se concretaba a hacer el papel de una especie de dama de compañía, sin embargo se esmeraba en saludar y platicar con los representantes de los medios de comunicación con quienes tenía una buena relación de amistad.

Posteriormente llegó como candidato del PRI al gobierno don Rafael Hernández Ochoa, trayendo como jefe de prensa al maestro José Miranda Virgen, destacado periodista con reconocimiento nacional y experiencia en el manejo de la imagen pública. Con Pepe el trabajo de los periodistas se hacía sencillo, él se esforzaba que así fuera. Desde sus oficinas en el cuarto piso del edificio del IPE, hoy Secretaría de Seguridad Pública, el maestro Miranda nos recibía con atención y si se trataba de conseguir una entrevista con alguien (de cualquier nivel) de los miembros del gabinete de Don Rafa, por el teléfono rojo se comunicaba Pepe con él y le daba la instrucción de recibirnos para hacer la entrevista.

¿Qué esperaba Pepe Miranda con esa actitud?, que a los periodistas nos dieran la importancia que tenemos como puentes de información entre el gobierno y la opinión pública. Y como Hernández Ochoa era un político profesional apoyaba a su Jefe de Prensa con las propuestas que hacía, todas basadas en su gran experiencia como periodista, consciente de la importancia de los medios en el desarrollo de una sociedad. Las planas de los medios impresos de aquella época (solo había prensa escrita y radio) exhibían en sus primeras secciones abundante información sobre el trabajo del equipo de gobierno. Se lograba la amplia difusión de las actividades oficiales.

El asunto de los dineros lo trataban los propietarios de los medios directamente con el Jefe de Prensa y los reporteros de a pié, los que nos fajábamos en las calles o en las oficinas públicas haciendo entrevistas, recopilando datos para nuestras entregas, ya fueran notas informativas, entrevistas (no banqueteras), reportajes o notas de color, recibíamos las comisiones por publicidad que los jefes negociaban, comisiones a veces muy jugosas y otras menos dependiendo cómo había estado la quincena.

Lo importante, que deseamos compartir en nuestros APUNTES de hoy, es el papel que jugaban los Jefes de Prensa, que posteriormente convirtieron esa oficina en una rimbombante Dirección de Comunicación Social, Prensa, Radio, Televisión y Redes Sociales… no cañón, cuya utilidad o servicio tiene que ser el mismo que ofrecía una simple jefatura de prensa con ocho o diez colaboradores cuando mucho: difundir todo lo que sea posible el resultado del trabajo del gobierno para el que se trabaja comenzando con el del gobernante. Y lo que no se ve porque el encargado de prensa lo hace tras bambalinas, es orientar adecuadamente al titular del poder Ejecutivo o a quien va a dar la cara a nombre del gobierno en una rueda de prensa. Que sí y que no es conveniente abordar; a qué hay que darle más importancia y qué tema tratar de evadir para no meterse en problemas. Obviamente eso lo hacen quienes tienen conocimiento del adecuado manejo de una oficina de prensa.

Hay que advertir que el jefe (gobernante) cuenta mucho para salir airoso en una chamba tan delicada como esta. Nos tocó ver gobernadores que ni jefe de prensa necesitaban, ellos mismos con su oficio político y amplia experiencia de la historia política del estado y el país, además de su disposición a conectarse con los periodistas, hacían el trabajo, lo más difícil; la talacha de los boletines, elegir las fotos (hoy videos) hacerles los pies de grabado, le corresponde a los colaboradores de la dependencia.

Un periodista no necesita que lo anden cargando en algodones o que le proporcionen embutes para tenerlo contento, no, a menos que su patrones o los dueños del medio para el que trabaja no le paguen, pero un comunicador serio, profesional con que lo respeten y le proporcionen la información que eventualmente solicita, es suficiente, ante todo respeto. Todo lo anterior viene a cuento porque el primer gran acierto de la Fiscal estatal, Verónica Hernández Giadáns, ha sido llamar a Mario Lozano Carbonell para que cubra el área de Comunicación Social, por donde tenía un boquete tremendo que le genera graves problemas desde que tomó las riendas de la Fiscalía General del Estado. Mario Lozano, como lo han dicho ya casi todos los periodistas, es un profesional de la comunicación y las relaciones públicas, lo ha demostrado en el ejercicio periodístico y como Jefe de Prensa en distintas instituciones.

Ojala los improvisados le aprendan algo a Mario, por el bien del gobierno para el que trabajan o el que les paga abundantes cifras de dinero a cambio de pifias, y de paso por el bien del proyecto político del que se colgaron solo para lucrar.

 

No más feminicidios

 

Crímenes como el asesinato de la alcaldesa de Jamapa Florisel Ríos Delfín no pueden seguir registrándose en territorio veracruzano, señaló la presidenta de la fundación Mujeres de Impacto Social, Lissethe Martínez Echeverría, quien exigió el esclarecimiento de la presidenta municipal que fue ejecutada la semana pasada.

Lissethe Martínez Echeverría acusó que a Florisel Ríos le arrebataron sus derechos humanos, la menospreciaron, la revictimizaron y la acusaron, dijo que es lamentable que así sea la política y el poder.

“Que se aclare este acontecimiento tan trágico y reprobable, que desafortunadamente sigue latente en todo nuestro estado, no sólo es Florisel es también otras mujeres de las cuales no han dado solución”.

Lissethe Martínez Echeverría Presidenta de la Fundación Mujeres de Impacto Social dijo que a pesar de esta situación considera que se puede dignificar la política.

“Lo creo firmemente y por eso trabajo en recuperar la confianza, en reconciliar a la sociedad en general con nuestras autoridades en el tema político, tenemos que dignificarlo; de ahí dar la confianza a las personas que queremos hacer bien las cosas”.

Dijo confiar en la Justicia y que el Gobierno y la fiscalía general del estado paren los feminicidios que se presentan en la entidad y el castigo a los culpables del asesinato de la ex alcaldesa perredista.

“Creo en la Justicia que impartirá nuestro gobierno veracruzano para el feminicidio de Florisel y de muchas mujeres en nuestro Estado y nuestro país, dejemos de ser estadísticas y empecemos a hacer realmente historia y seamos una historia trascendental en la transformación de nuestro Estado y de la vida de las mujeres veracruzanas y sus familias”.

Por último, Lissethe Martínez Echeverría Presidenta de la Fundación Mujeres de Impacto Social, dijo que la petición de “Justicia”, no solo es por los feminicidios, sino por mejor seguridad, mejores salarios, mejor salud, educación y ante todo no sólo pedir sino involucrarse para alcanzar mejores beneficios en favor de la sociedad.

 

REFLEXIÓN

 

El despistado alcalde de Xalapa, de Morena, afirma que en 2010 el entonces alcalde de Xalapa, David Velasco Chedraui, actual aspirante a la candidatura del PRI para la capital del estado, dejó de pagar durante dos años un crédito que contrató para la construcción de una planta de tratamiento de aguas residuales y que ascendía a 200 millones de pesos. Nada más falso que eso, el crédito de Banobras fue entregado antes y quien no pagó un peso, pero ni de los intereses fue el Rey del Plástico, Ricardo Ahued, “Chapulín primero”. Escríbanos a mrossete@yahoo.com.mx | formatosiete@gmail.com

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.