HORA LIBRE…Seguridad Pública: desarma a ciudadanos, ¿protege a delincuentes?

noviembre 7th, 2019 | by La redacción
HORA LIBRE…Seguridad Pública: desarma a ciudadanos, ¿protege a delincuentes?
Opinión
0

Álvaro Belin Andrade

Aunque el tema se aborda en una denuncia enviada al medio LaRed Veracruz que se gestiona en Martínez de la Torre, lo que está haciendo la Secretaría de Seguridad Pública contra ciudadanos, a los que aprehende y desarma, está ocurriendo en toda la entidad y dista mucho de lo que esperaríamos de una dependencia de ese calibre, aunque es lógico tomando en cuenta a quien la dirige, un personaje ligado familiarmente a la esposa del Presidente y quien salió con cajas destempladas por su pésimo desempeño en el área de seguridad en Nuevo León.

Denuncian que varios empresarios y productores de cítricos de esa región son cazados literalmente por elementos de la Fuerza Civil y la SSP: los detienen, los revisan con minuciosidad y, tras calificarlos como posibles delincuentes pues portan arma y llevan dinero en efectivo, son aprehendidos, boletinados desde el área de prensa de la dependencia, y estigmatizados como supuestos miembros de alguna banda criminal.

Ha llegado a tal grado la indignación que, a través de redes sociales, están convocando a una manifestación para el próximo domingo, a las 3 de la tarde, frente al Palacio Municipal de Martínez de la Torre.

Me consta que en esa región citrícola, que engloba también a Tlapacoyan, Misantla y San Rafael  del lado veracruzano, y San José Acateno en Puebla, se mueve mucho dinero en efectivo, incluso se le reconoce como el punto del país en que una mayor cantidad de billetes circula, y es por una simple razón: los citricultores llegan al lugar conocido como la báscula de San Manuel, a la entrada de Martínez de la Torre, y es ahí donde los empacadores compran los cargamentos a precios diferenciados según la calidad del producto, y los pagan en efectivo. Se calculan varios millones de pesos los que se mueven cada día.

Este peculiaridad que yo conozco la saben absolutamente todos los que viven del limón… y también los que viven a costa de los limoneros, los ladrones, quienes se dedican no solo a robar el producto (proliferan los casos en que llegan con camionetas y cortadores a los limonares y se llevan el producto bajo amenaza a los productores), sino también a asaltar a los llamados coyotes que compran tanto en la báscula como a pie de las fincas limoneras.

Por eso, la mayoría de los actores de este intenso proceso productivo y de exportación, que aporta una cantidad impresionante al PIB estatal, se ve obligado usar arma o contratar a quienes los puedan proteger, porque las policías federal, militar, estatal y municipal no hacen maldita la cosa para evitarlos.

 

Atacan a ciudadanos y se hacen de la vista gorda con delincuentes

Eso señala la denuncia a que nos referimos: “muchos de los citricultores y compradores de limón han buscado la manera de protegerse de la delincuencia, sobre todo cuando van a sus parcelas o cuando están haciendo negocios de compra y venta de limones; algunos han buscado permisos para portar armas, ya que los maleantes han rebasado a las corporaciones. Aquí es donde viene el problema.

“Los uniformados, lejos de hacer presencia en la zona rural para brindar seguridad, últimamente sólo ponen retenes para detener  a los campesinos que todos los días van a sus ranchos a trabajar y cuidar sus tierras. Los policías les hacen revisiones y si les encuentran alguna arma, aún con papeles, los ponen a disposición, luego sacan un boletín de prensa, en donde los exponen y hacen creer a la sociedad que se trata de posibles delincuentes”.

No hacen su trabajo los policías. Por eso la delincuencia crece porque desarman a los ciudadanos que se dedican a trabajar y a proteger su patrimonio, mientras los delincuentes no son molestados ni con el pétalo de una revisión de la policía, que se cuida de no hacerlos molestar ´para evitarse posibles enfrentamientos. Y relata la denuncia:

“Así pasó recientemente con un conocido citricultor que se llama Salvador, en la zona de Manantiales, y otro también citricultor de la comunidad Arroyo Blanco. A estos, la policía los expuso y trató que la gente los viera como delincuentes, porque traían armas y dinero.

“Primero, así como estos señores, muchos otros campesinos han sacado permisos para tener armas en sus domicilios y otros para poner transportarlas a sus parcelas, de esa manera es como ahora se cuida toda la gente de esta zona, ya que la ola delictiva crece diariamente.

“Pero la policía, hoy pareciera que su misión es desarmarlos para exponerlos a la delincuencia. No cuida, no protege y en lugar de buscar a los verdaderos delincuentes, los uniformados van contra aquellos que saben que trabajan y que lo único que buscan es protegerse en sus parcelas. Esa es lo que está pasando y que nadie lo ha denunciado”.

Luego, tanto el secretario de Seguridad Pública, Hugo Gutiérrez, como el secretario de Gobierno Eric Cisneros, se paran el cuello informando al gobernador Cuitláhuac García Jiménez que se ha detenido a decenas de delincuentes, cuando en realidad son simples paisanos que buscan protegerse de una calamidad que las fuerzas de seguridad buscan mantener tranquilas.  Ya veremos eso en el primer informe.

 

Seguirá Veracruz asesinando a sus mujeres

Aunque todo mundo lo atribuye exclusivamente a la gestión de Cuitláhuac García Jiménez, lo cierto es que el número de feminicidios crece, se desborda, y convierte a Veracruz en el estado más letal para las mujeres. Todos preferimos echarle la acusación demoledora al gobierno estatal, pero pocos están dispuestos a tomar acción para conocer las causas, impedir la formación de varones que ven a la mujer como un objeto que se puede usar y desechar, y actuar como sociedad para protegerlas.

Y no todo ha sido Cuitláhuac, aunque a él debemos exigirle ahora resultados contundentes y no meras declaraciones con frases de relumbrón. Según una nota suscrita por la agencia de noticias AVC, en que se analizan los datos sobre índice delictivo del fuero común que elabora el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), en los últimos dos años Veracruz ha encabezado la lista de las entidades con este record que a nadie enorgullece.

Y una de las peores noticias que se dan en ese marco es que la encargada de velar porque esa situación cambie, María del Rocío Villafuerte Martínez, del Instituto Veracruzano de las Mujeres, IVM, sale a declarar que los feminicidios han bajado en Veracruz, lo que le ha permitido en tan solo un año haya pasado del primero al sexto lugar.

Los datos del SNSP, sin embargo, describe una situación dramáticamente distinta: con las cifras actualizadas hasta el mes de septiembre, Veracruz contabilizaba 140 casos de feminicidio, ubicando a la entidad en el primer lugar nacional en cuanto a casos, seguido del Estado de México (81 casos), Nuevo León (53 ) y Puebla (45).

Es muy posible que ello derive de estadísticas manipuladas por el exfiscal Jorge Winckler, quien pasó todo homicidio doloso en que son mujeres las víctimas al estatuto de feminicidio, mientras reportó cero casos para el homicidio de mujeres.  Esto es importante por el feminicidio es la muerte violenta de las mujeres por razones de género, y hay casos en que este ingrediente no necesariamente se presenta.

Independientemente de esta consideración, lo cierto es que el número considerado, 140, es terriblemente mayor al registrado en una entidad famosa por esos casos, el Estado de México, con una población mucho mayor, prácticamente del doble de la de nuestra entidad.

Y no solo destaca en el primer lugar por el número de casos, sino también por tasa (número de casos por cada 100 000 habitantes). Mientras la tasa nacional es de 1.12 feminicidios por cada 100 mil habitantes, en Veracruz es de 3.21 víctimas de feminicidio.

La información proporcionada por AVC también se refiere al ámbito municipal, y mire si estamos mal: de los 100 municipios con el mayor número de feminicidios en el país, Xalapa ocupa el cuarto lugar, con 11 casos en una población total de 269 mil 704 mujeres que habitan en la capital veracruzana, donde se cometen 4.8 delitos por cada 100 mil de ellas. En el séptimo lugar se encuentra Coatzacoalcos, con 9 casos, mientras que Córdoba llega al décimo sexto con 7 casos de feminicidio sólo en lo que va de este año.

De hecho, de las cien ciudades con mayor número de feminicidios en el país, 16 son veracruzanas, cifra que supera el número de municipios (once) con declaratoria de alerta de violencia de género por violencia feminicida, decretada en 2016.

Y se ha incrementado este año: mientras que de enero a octubre de 2018 se reportaron 82 feminicidios en Veracruz, este año ya van 140 casos.

Un punto menos para la SSP.


Lucha anticorrupción, ¿mero desfogue mediático?

Hasta el momento, el gobierno morenista no ha dado pie con bola en la lucha contra la corrupción del gobierno anterior; tampoco se ha visto mucha efectividad respecto a temas pendientes del gobierno duartista. De diez órdenes de aprehensión giradas contra yunistas por supuestos casos de corrupción, solo una les fue posible realizar.

Para colmo, mientras la Cuenta Pública 2017 no ha sido recuperada para investigar las observaciones que contenía, limpiadas por los diputados panistas, la de 2018, del segundo año de Miguel Ángel Yunes Linares, cuando se destinaron cantidades estratosféricas del erario para financiar la campaña del fracasado hijo, los morenistas la han regresado al Orfis para que en mes y medio la presente nuevamente, y ya veremos por ahí de finales de enero si de verdad van a hacer las acciones pertinentes para castigar los casos emblemáticos. Por lo pronto, ni el gobierno federal ni el estatal han querido o podido llamar a cuenta a los yunistas.

Por eso, los escándalos mediáticos en torno a las comparecencias de los secretarios de Educación y de Desarrollo Social, Zenyazen Escobar García y Guillermo Fernández Sánchez, ante la Fiscalía General del Estado para denunciar hechos de corrupción de sus antecesores, parecen solo eso, ruido en la red.

Esta semana, el titular de la Sedesol aseguró que la Fiscalía Anticorrupción intentó desestimar la denuncia que interpusieron por el arrendamiento irregular de 283 vehículos en la Sedesol durante la pasada administración, con un presunto daño de 55.8 millones de pesos, y en el que está implicada directamente la hoy senador Indira Rosales, justo la que entregó un muñeco de Pinocho a Alfonso Durazo, Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, durante su comparecencia en el Senado.

Fernández Sánchez explicó que habían acudido ante un juez para defender la denuncia que interpusieron ante la Fiscalía Anticorrupción, derivado de lo cual el juez habría ordenado que siguiera el curso de la investigación.

Es un caso similar a lo que ocurre con el titular de la SEV, quien ha ocupado los micrófonos en innumerables ocasiones para denunciar casos de corrupción supuestamente documentados, pero que no han tenido efecto jurídico, en una primera instancia, porque Jorge Winckler protegía a los suyos, y ahora, porque parece que la actual Fiscal está abrumada con tanta chamba.

 

Polvo de gis

 

Viene Olga Sánchez a Xalapa… Esteban Ramírez Zepeta, jefe de la Oficina del Gobernador, ha informado que el Primer Informe del Cuitláhuac García contará con la presencia de la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, además de la asistencia de otros funcionarios federales. Aunque es el invitado especial, el presidente Andrés Manuel López Obrador no ha confirmado su asistencia. Será el día 15 cuando, de acuerdo a la Ley, el Poder Ejecutivo envié al Congreso del Estado su Informe de Gobierno a través de un representante. Hasta el momento, de acuerdo con la planeación y logística, será el 16 de noviembre cuando el gobernador Cuitláhuac García Jiménez rinda cuentas del estado que guarda su administración ante el pueblo de Veracruz… Morenista a la CNDH… Ni el padre Solalinde tuvo la fuerza como para quebrar la férrea voluntad de Andrés Manuel López Obrador de imponer, con el voto de los senadores de Morena y de otros partidos, a Rosario Piedra Ibarra, hija de la recién condecorada Rosario Ibarra de Piedra, como nueva presidenta de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) por los próximos cinco años, pese a que se presentaron candidatos de indudable peso y experiencia, como nuestra paisana Namiko Matzumoto, presidenta de la CEDH. Los senadores votaron por cédula (con una boleta y en secreto) por los tres aspirantes: José de Jesús Orozco obtuvo 8 votos; Arturo Peimbert, 24 votos, y Rosario Piedra Ibarra, 76. Además hubo 6 abstenciones. En total 114 senadores votaron, según el conteo que reportó el Senado en un comunicado, aunque panistas dicen que en realidad votaron 116 legisladores y fueron “robados” dos votos, y ya están pidiendo que se reponga el procedimiento. Piedra Ibarra es militante activa de Morena, del que ya fue candidata de Morena a una diputación federal, lo que obliga a entender que se trastocará la independencia de otro órgano autónomo. Será una ombudsperson carnal…

 

Frases sin disfraces

“Lo que más irrita a los tiranos es la imposibilidad de poner grilletes  al pensamiento de sus subordinados”. Paul Valéry.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.