Otros delitos de servidores públicos y una reflexión

mayo 8th, 2015 | by La Redacción
 Otros delitos de servidores públicos y una reflexión
El Baldón:
0

Por: José Miguel Cobián Elías

 

A raíz del artículo anterior, he recibido reclamos, porque no señalé que también se obtienen recursos de manera ilícita al retener a los trabajadores del estado, municipio, paraestatal, federación, etc., el impuesto sobre productos del trabajo, y no enterarlo al Servicio de Administración Tributaria, así como retenciones por honorarios y por arrendamientos.

 

También se acostumbra inflar las nóminas, ya sea con más empleados, o inflando el sueldo de los empleados, quienes por necesidad aceptan que una parte de su salario nominal vaya a los bolsillos del servidor público que así planeó su estrategia para apropiarse de los recursos de la nación.  Y a propósito de esto, apenas se esta publicando información de 11 mil millones de pesos que serían para pago de profesores en los estados del país, pero que no existían los profesores a quienes se les pagaría dicho importe.  Es decir, negocio redondo para los gobernadores.

 

Otro amable lector me recuerda que el término de funcionario público ya es obsoleto, pues ahora en plena ironía se les denomina servidores públicos, pues en teoría sirven a la Nación, aunque todos sabemos que en la realidad se sirven del puesto para su propio y personal beneficio.  Agradezco la corrección del término.

 

Uno más me insiste en que no olvide la compra de facturas para justificar faltantes, lo cual se ha convertido en un negocio muy lucrativo, pues cuando la venta se realiza al sector público, el SAT poco hace por encontrar los proveedores de dichas facturas.  Al contrario, se les protege, pues a fin de cuentas, son parte del engranaje nacional de corrupción que la propia secretaría de hacienda y la PGR jamás detectan, ni con sus nuevas disposiciones anti lavado de dinero.  Haciendo honor al dicho popular de que ^perro no come perro^.

 

Un amable lector me envía la siguiente carta, la cual tuve que leer tres o cuatro veces para medio entender, pero creo que vale la pena compartir:

 

¨Leítuartículo y me impresionaste. Me hicisterecordar a Hans Kelsen y suobra: “TeoríaPura del Derecho”, en cuantoquedisociacientíficamente el mundo del “ser” y del “deberser”.  Separa los hechos del derecho y de manerabicromada, solamentepercibeblanco y negro sin maticesnimedianías. En lo personal, nunca he compartidoesetipo de posturasquedefiendentodaslasciencias, pues el monopolioqueejercenparaexplicar la realidadhumana, estábañado de muchasoberbia y con independencia de ello, suespectro de visiónterminasiendolimitado a susprincipios. A manera de ejemplo, habríaquepreguntarle a un arqueólogo de quehegemoníagoza un muertobienmuerto de hacesiglos, y conforme a superfilacadémico, sin dudaalguna, estaráporarriba de los vivos; por no decirque en estalínea de pensamiento el universo se divide en estasposibilidades, vivos y muertos. A un maestro albañil, si le cuestionas el grado de riesgoquetieneunaloza mal colada, del cuartodondedormita el Sr. Presidentecon susmovidas,  teresponderáque el mundo lo divide en estructurasfirmes y en trabajoschambones; y si se duda, que se piensequepasaríasi le cae el techo en la espalda al primer mandatario. En resumen, se vive pensandoque lo quehaceunoes lo másimportante y queesoexplica y da sentido a todo.

 

A propósito, hacepoco en una comida, escuchéque en unapláticarecientequealguientuvo con un hijo de Manuel Bartlett, ésteúltimoafirmaba con todaconvicciónpropia de los evangelizadoresquetocanpuertas, quesu padre habíasalvado a la República Mexicana; queeste México quevemosderretirsecomonieve en primavera, se debeaún en esascondiciones, a los grandesestadistascomo el nombradopolítico (y verdaderamente se lo creen). Puessóloes el espíritumalagradecido el que no reconoce, lo mucho que se hace, puesbienpudieron no haberhecho nada. Quedando en consecuencia, en deuda la historia con ellos. Puesaquí, en relación con el principio, solamenteexisten los entespolíticos y los que no lo son. Y al pareceresos dos tonos: la política con todossuspolíticos y politiquillos (con eso de que en todo hay niveles) y lo queestáfuera de ella; subsumen la forma de comprensiónque se puedetener de lo quees, con lo quedebiera de ser. Puesesarribadonde se sitúa el centro de control, el cualalcanza a regular segúninteresesbiendefinidos y porsupuestoalejados de la patria, la normalidad de unasociedad y hasta donde se normativizaesamismarealidad. Consiguiendoconsagrarcomo el hombre másprestigiado al delincuentemásrepulsivo, y todobajo el amparo del derecho; esdecir, con envoltoriobrillante, moño y toda la cosa.

 

Pues al tiempo he entendido la gran mentiraquees, que la realidad social genera lasnormasjurídicas. La historia no se cansa en demostraruna y otravez, queesungrupo de elegidos en cualquiercorriente y geografía, quiendeterminalasleyesquedeben de regular la convivencia social en sí y con la autoridad. Funciona al revés el reloj. La Tierra se muevehacia el otrolado. Solamentecuando se respeta el reconocimiento de los derechoshumanos en casos de frontera, escuando la lógicaencuentraacomodo, peroparaello, ya se lanzaroncientos de toletazos y gases de ataque en sereshumanos con preferencia sexual diversa, en mujeresvioladasque no quierenalumbrar al producto de eseabuso, o en otrasminoríasque no adviertencobijo en el derechopositivo; hasta entonces y nunca antes.

 

Peropordebajo de tuartículo y de estaslíneas, existen dos vertientesquecorrenparalelas, y queilustran la majestad del poder:

 

1.- La impunidad.

2.- La opacidad en el manejo de los recursospúblicos.

 

Y estos dos elementossi los miras de nuevo, pueden dada suflexibilidad, caer de paracaidistastanto en el mundo del sercomo del deber ser. Depende del discurso. Depende de quientiene el micrófono en susmanos.Nuncahandependido de nosotros mi estimado y aprecia

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: